Feeds:
Posts
Comments

Llevo varios días escuchando esta noticia tan maravillosa en la radio: las vacas con nombre propio dan más leche que las vacas normales.

Interesante.

Mi primera impresión al escuchar la noticia fué: a un grupo de vacas les han medido el rendimiento lechero (durante al menos un año, para evitar efectos climatológicos y variaciones similares). Después las han separado en un grupo de control y un grupo de medición, donde han puesto nombre a las vacas. Finalmente han medido el nuevo rendimiento en los dos grupos y se ha detectado un mayor rendimiento en el segundo grupo.

Parece un experimento de lo más sencillo y tipico en su desarrollo. Las conclusiones podrían ser más o menos impactantes (en el sentido económico, no parece que 200 litros de leche al año vayan a ser un gran avance, pero quien sabe….) pero la ciencia no siempre es muy apasionante.

Claro que luego se me ha ocurrido consultar la noticia en internet. No he encontrado el artículo original y no me voy a suscribir a la revista para consultarlo ( si alguien dispone del mismo le ruego que haga uso de los comentarios para confirmar o desmentir lo que digo).  Al final he decidido fiarme de europa press.

Según se recoge en la noticia:

Douglas y Rowlingson preguntaron a 516 productores de leche británicos sobre cómo, a su juicio, los seres humanos podían afectar en la productividad, el comportamiento y el bienestar del ganado lechero.

Y el resultado fue que

Casi la mitad (46%) aseguró que la mejor medida era llamar a cada vaca con un nombre propio. Los que habían puesto en marcha esta recomendación habían aumentado el rendimiento de cada animal en 258 litros anuales.

¡Ahí es nada! ¡Y se quedan tan tranquilos!

¿No tendrá algo que ver el hecho de que los ganaderos que ponen nombre a sus vacas se preocupan de cuidarlas más que en explotaciones industriales? ¿No será que esos ganaderos no solo les ponen nombre sino que les dan una mejor alimentación? Desde luego, a mí esto no me suena nada bien.

Si el estudio es tal y como se dice en europa press, yo no quiero que llamen cientificos a esos señores. Y si la agencia de noticias ha “interpretado” de esa manera el estudio…. ahora empiezo a entender mejor el declive de la prensa tradicional. Un poquito de sentido común es lo que hace falta…

Maestros y aprendices

Hace  tiempo que leí en algún sitio que los empleados A contratan empleados A y los empleados B contratan empleados C.

El caso es que Luis comentaba hace unos días que las empresas empezaban a valorar la coherencia de algunas pequeñas consultoras. En estas consultoras, el responsable de un proyecto lo es de verdad. Se responsabiliza de la venta, la producción, soporte, facturación, etc…

Pero claro, esto presenta el problema de cómo crecer.  ¿Cómo crece una empresa donde, para tener responsabilidad y poder dar ese servicio (artesano, según Julen), es necesario tener una experiencia considerable?

Mi respuesta es sencilla: contrata empleados A, fórmalos como lo que son, dales responsabilidad y autonomía (y asume el coste de esa autonomía). En poco tiempo tendrás a alguien totalmente capacitado y podrás asumir el crecimiento. 

El riesgo, como bien dice Luis, es que sean tan buenos que esos empleados A te abandonen y se establezcan por su cuenta.  Si eso ocurre, también estás creciendo. Si lo has formado bien y realmente es bueno, todo el mundo sabrá que ha aprendido de tí (esto ya pasaba en la Edad Media, donde los grandes maestros formaban escuelas). 

Pero además hay un pequeño detalle adicional. Nunca nadie será capaz de hacer exactamente lo mismo que tú. Lo hará casi igual, muy bien, etc… pero siempre existirá un diferencial. Y ese diferencial es tu medio para crecer. Se trata de aprovecharlo y diferenciarse. 

Irónico

Sólo un pequeño e irónico apunte.

Cuando se trabaja en desarrollo de software o en implantación, es muy típico tener que relacionar una IP con un nombre de máquina.

En el caso de trabajar con Windows no suele haber problemas: siempre hay un administrador que te lo pone fácil. En el caso de trabajar con Linux, seguro que ya sabes cómo hacerlo (y si no buscas por linux y host en google y seguro que lo encuentras).

Pero, ¿qué ocurre si usas Mac, el prodigio de la usabilidad? Entonces tienes que entrar al NetInfo Manager. Pero claro, ¿quién nos explica cómo usarlo?

Pues muy sencillo: Microsoft.

¡¡¡¡Irónico????

mi ubuntu

Como veo que el tema causa furor (1 visita en unos pocos días), voy a actualizar la información sobre mi ubuntu.

Efectivamente, tenía un Celeron a 500MHz con 64 Mb de RAM, ejecutando Ubuntu. Y digo tenía porque hace cinco días que lo he apagado. Bueno, en realidad ejecutaba Xubuntu 6.10.

Y lo hacía bastante bien.

Lo cierto es que cuando arrancaba algún programa le costaba un poquito. Pero nada grave; sólo hay que tomarse las cosas con calma. Si lo miramos por otro lado, te hace pensar si lo que arrancas lo necesitas y lo que vas a hacer con él.

A algunos no les vendría mal un poco de reflexión antes de hacer las cosas.

¿Emprender es posible?

Curiosa forma de animarnos a emprender. Suplemento de El País de hoy domingo: EXTRA EMPRENDEDORES.

Empiezas a leer y te das cuenta de lo siguiente:

  • Workcenter: 3 millones de pesetas de mediados de los noventa.
  • Exxentia: “el que se ocupaba del marketing” (no sería el director??) de Grünenthal, con 60.000 €.
  • Infinita Renovables: el equipo ejecutivo de Comunitel, tras ser comprados por Tele2.
  • Bodega Casa de la Ermita: 700.000 € de un viticultor.
  • Big orange: 90.000 € del año 1998.
  • DS2: 300.000 € de 1998

Y todo lo demás, spin off de universidades españolas que todavía no han facturado un euro, algunas tras varios años de funcionamiento.

No es mi intención desprestigiar a estos empresarios. Al contrario, me parece que tiene mucho valor el que hayan conseguido esa financiación para sus empresas.

Pero no creo que, de los tres millones de autónomos españoles, sean éstos los más representativos. ¿Porqué no aparecen los que empiezan su empresa con 2.000 € en el bolsillo, pero consiguen salir adelante a diario?

PD: los datos lo he tomado del artículo sin ninguna comparación ni revisar nada.

Sigo vivo!!!!

O eso creo. Lo cierto es que he estado (y sigo estando) muy liado.

Bueno, también he estado un mes de vacaciones…. Pero ni se me ocurrió acercarme al ordenador.

Hasta que recupere el aliento, una pequeña reflexión, mas bien, pregunta:

¿Existe un momento ideal para arrancar un ERP? ¿En algún momento se minimiza el riesgo?

Qué gusto!!!!!

Pues eso, qué gusto da decirle a un cliente:

No. El cliente NO siempre tiene la razón.

El otro día fué la respuesta a coro de cuatro consultores, ante un comentario del cliente. Al final seguro que hacemos lo que nos han dicho, pero por lo menos nos hemos quedado a gusto.

Os lo recomiendo como ejercicio semanal (a diario creo que es excesivo).

Lo cierto es que la tarea del consultor debería ser esa: decir no cuando hay que hacerlo. Para decir que sí a todo no hay que contratar a nadie. Seguro que en cada empresa hay varios dispuestos a hacer esa tarea.

Follow

Get every new post delivered to your Inbox.